El esquema de la mentira

Activar

Esconder la mano

Se introduce el contenido en varias redes sociales y con varios formatos. El primer emisor crear perfiles falsos para lanzar el contenido, que se pondrá en circulación bien en forma de noticia, o de curiosidad o de alerta sobre algo.

Expandir

Efecto WOW

El contenido es siempre sorprendente, si tiene una intencionalidad política no pocas veces irá impulsado por el mecanismo de lo supuestamente oculto, bajo esa idea de: “lo que no quieren que sepas”. La sorpresa se apoya en una frase llamativa,, muchas veces una pregunta, y en una imagen de impacto. Eso genera una reacción de “wow”, lo cual desencadena una necesidad de compartirlo con los “contactos-amigos” de las redes sociales propias. Al ser humano le gusta
trasladar a sus “amigos” algo que le ha sorprendido, bien porque lo considera espectacular o bien porque es como descubrir para los demás algo que supuestamente estaba oculto. Este comportamiento social hace que la fake news se expanda a toda velocidad.

Multiplicar

Un simple clic

Es tan fácil compartir el contenido que con un solo clic se activa el mecanismo social de multidifusión. Cada usuario impactado por el efecto ”wow” lo traslada a sus contactos, sin  plantearse el contenido ni cuestionarse la fuente, ya que en este nivel la fuente ha sido un “amigocontacto” suyo en la red, ya se ha perdido el origen anónimo. De este modo la difusión se multiplica exponencialmente, e incluso salta de medio, por ejemplo de Facebook a Whatsapp.

Engañar

La mentira ya es verdad

Como se ha perdido el anonimato original no se cuestiona ya la veracidad. El efecto sorpresa potencia el recuerdo sobre lo que se ha leído o visto. Al cabo de unos días recordamos la idea o contenido básico recibido, pero ya no el modo en el que nos ha llegado, de hecho en ese momento podríamos incluso pensar que lo hemos leído en un medio de comunicación o que nos lo ha contado un amigo experto en la cuestión. Y es así como la mentira se convierte en verdad: gracias a que recordamos el contenido, pero no la vía a través de las que nos ha llegado.

Aceptar

Perder la libertad

Y es así como puedes acabar pensando que un político ha propuesto algo que nunca ha propuesto, o que un alimento es malo para la salud, o que determinada empresa perjudica al medio ambiente con algo que realidad nunca ha hecho, o que determinado personaje público ha tenido un comportamiento con algo que en realidad nunca ha sucedido, o tantas y tantas mentiras que a alguien le interesa que creas que son verdad. Porque si logran que pienses que  son verdad influirán en tu voto, o en tu comportamiento de compra, o en lo que piensas sobre
determinada persona o realidad social.

Y cuando una mentira se acepta como verdad perdemos todos. Perdemos como ciudadanos, perdemos como consumidores, perdemos como personas. Y todo porque perdemos nuestra libertad real.