Las sombras generadas por las «fake news», la intimidad y el ámbito laboral

Diversos peligros se asocian a la ciencia de datos para nuestro entorno, como son la influencia sobre los puestos de empleo, la intimidad de las personas o sobre la misma democracia, a la vista de los resultados electorales de Brasil con Jair Bolsonaro, Estados Unidos con Donald Trump o del brexit relacionados con la labor de Cambridge Analytica. Sin embargo, tanto De la Barra como Soria hicieron hincapié en que éstos son menores comparados con sus beneficios.

Buena parte de esos problemas son generados por las fake news o falsas noticias que, según De la Barra, «está comprobado que matan y cambian gobiernos». Por ello, insistió en que «hay que combatirlas» para garantizar que haya una sociedad libre y bien informada. En sentido similar se pronunció Soria, si bien recalcó que «el problema no son los datos sino lo que se pueda inferir de ellos».

Por otro lado, el propio Soria adviertió de que en un futuro próximo la aplicación del big data hará que determinadas empresas y profesiones deberán «adaptarse» al nuevo paradigma para sobrevivir. No obstante, en cuanto a la creatividad, aseguró que los expertos en la materia opinan que «debería suponer la misma preocupación que la superpoblación en Marte».

Un paso más allá se va en materia de intimidad. «En redes sociales estamos perdiendo el norte», advirtió Soria, que sí ve un problema en el abuso de las pantallas: «Nos impiden aburrirnos y el cerebro está hecho para aburrirse». Pero ante todo aseguró que los usuarios sí son libres: «Si quieres, te desconectas». Aún así, De la Barra aconseja no hacerlo: «Si te desconectas vas a perder más de lo que ganas».

 

Compartir