Las finales de fútbol, favoritas para las fake news

AME9729. BUENOS AIRES (ARGENTINA), 24/11/2018.- Integrantes de la policía argentina dirige a aficionados de River Plate hoy en el partido de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors en el estadio Monumental en Buenos Aires (Argentina). EFE/ Juan Ignacio Rocoroni

El fútbol es uno de los espacios preferidos por los difusores de fake news, debido a que atrae la atención de mucha gente y levanta muchas pasiones entre sus seguidores

La final de la Copa del Rey que enfrenta este sábado 25 de mayo al Valencia CF y al FC Barcelona en el estadio Benito Villamarín de Sevilla centra la atención del aficionado. No se habla de otra cosa, es el principal tema de conversación. València está movilizada por un acontecimiento que paralizará la ciudad a partir de las 21 horas, momento del inicio del partido. Más de 21.000 aficionados del Valencia CF se desplazan a la capital sevillana para ver el enfrentamiento en directo. Además, se han instalado pantallas gigantes en València para que los hinchas que no han podido desplazarse puedan ver la final.

El fútbol es pasión y la pasión desata la locura. Y las fake news tienen un campo abonado en el llamado «deporte rey». Los bulos y las falsas noticias corren por las redes sociales cuando llega un acontecimiento como una final, ya sea de un Mundial, una Eurocopa o de una competición doméstica.

En 2018, la final de la Copa Libertadores, el trofeo más importante en América a nivel de clubes de fútbol, enfrentó en Buenos Aires a al River Plate y al Boca Juniors, el gran clásico del fútbol argentino. Y se desató la sinrazón y hasta los episodios violentos que obligaron a la suspensión del partido por la agresión de los hinchas de River al autobús del equipo de Boca cuando acudía al estadio.Tras el ataque al autobús del Boca reinó la desinformación y un cúmulo de rumores y falsas informaciones, muchas de éllas peregrinas y absurdas.

Una fake news dio la vuelta al país. La Copa Libertadores estaba en el estadio Monumental y debía ser entregada al equipo ganador. Cuando se decidió que ya el domingo no se jugaría la final, la misma debía ser retirada del estadio (el trofeo se le entrega al club ganador, que la custodiará por un año antes de dársela a su sucesor).  Una imagen de televisión mostraba que la Copa se iba en un taxi. Pero no era verdad, porque en realidad la que salió del recinto en taxi era una réplica que se utiliza para mostrársela a los turistas.

Otro bulo que corrió por las redes sociales es que la final no se jugaría en el estadio Monumental como estaba planteado sini en el estadio Nacional de Santiago de Chile.

Un canal de Televisión anunció que la Asociación Americana de Fútbol (Conmebol» se planteaba que la final de la Copa Libertadores se disputara fuera de Argentina, y que las opciones que se barajaban eran Chile y Uruguay. Pero al parecer la versión de que se jugaría en Santiago de Chile nació de un usuario común y corriente y la noticia se propagó. Al final se jugó en Argentina.

Apenas se supo de la agresión, lo que se informó al público y a las 60 mil personas que estaban en el estadio es que el partido se jugaría a las cinco de la tarde y no a las cuatro como estaba pautado. Luego se dijo que se jugaría a las 7:15 pm para que los jugadores de Boca se recuperaran, pues muchos incluso habían vomitado por el efecto de los gases lacrimógenos  y el futbolista Pablo Pérez sufrió una lesión menor en el ojo.

Cuando faltaba menos de una hora para que iniciara el partido se informó que finalmente se jugaría el domingo. Pero el propio domingo se dijo que el partido volvía a ser postergado, y la fecha en que se disputaría sería anunciada el martes 27.

En 2014, la final de la liga colombiana también fuer pasto de los bulos. Atlético Nacional y Júnior jugaron la final del fútbol colombiano en 2014. El Nacional ganó tras los penaltis, sin embargo miles de seguidores se lanzaron a las calles de Barranquilla para festejar el título porque se había difundido la falsa noticia de que la Federación Colombiana le había quitado el título a Atlético Nacional porque supuestamente había hecho 4 cambios en el partido.

 

“El fútbol es una de las actividades más populares y también una de las que aglutinan una mayor carga emocional compartida. No en balde, es capaz de crear filias y fobias, de generar pasiones y fidelidades y de movilizar a colectivos de distinta composición y sentimientos comunes.

De ahí que sea también un deporte que propicia una amplia conversación en redes sociales, especialmente vulnerable a la rápida difusión de noticias falsas”, destaca Anunciación Ramírez, Vicedecana de Periodismo y Coordinadora del título de Especialista Universitario en Periodismo Deportivo de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

Además, dentro del mundo del fútbol existen diferentes aspectos atractivos y que preocupan a los seguidores. Pero, sin alguna duda, lo que más curiosidad despierta entre los futboleros es el mercado de fichajes: todos los aficionados quieren saber qué jugadores va a fichar su equipo o qué otros equipos están interesados en sus jugadores. Por eso, hacer noticias falsas sobre posibles fichajes es lo más habitual en los medios de poca confianza.

Para evitar estos engaños, es imprescindible fijarse en los medios que publican los rumores. Si se trata de una cabecera que, a priori, no despierta mucha confianza, lo mejor es acudir a un periódico de referencia en el mundo deportivo para confirmar la noticia. También se debe tener en cuenta que las grandes estrellas de este deporte y los mejores equipos son los que tienen más papeletas de ser utilizados para sacar una fake news, porque tienen más seguidores preocupados por su futuro.

Otro dato importante a tener en cuenta es que el mercado de fichajes en el fútbol europeo se abre solo en los meses de verano (julio y agosto) y en enero, por lo que las noticias sobre fichajes “apalabrados” en el mes de octubre o abril, por poner un ejemplo, son poco fiables.

A pesar que, como hemos dicho, los fichajes ocupan la mayor parte de las fake news en el mundo del fútbol, no son el único aspecto que se ha visto inundado por este tipo de publicaciones. Como ocurre en otros campos, también se puede ver como se usa la salud de los futbolistas, ex futbolistas o gente relacionada con el fútbol para ganar visitas. Las noticias que anunciaban la muerte de Diego Armando Maradona son solo un ejemplo de este tipo de publicaciones, que acostumbran a focalizarse en personajes llamativos, admirados o que han pasado por algún problema de salud anteriormente.

Sin duda alguna, los partidos de fútbol son los más importantes del deporte y, por lo tanto, tampoco podían quedar libres de este tipo de publicaciones. Noticias falsas sobre alineaciones o lesiones de jugadores importantes son más comunes de lo que parece en las previas de grandes partidos. Además, el resultado final también conduce a otro tipo de noticias, las que hablan sobre posibles infracciones con jugadores que no podían jugar u otros sucesos que podrían conducir a una anulación del resultado, en busca del “click” de aquellos aficionados que han perdido y están desesperados por encontrar un resquicio de esperanza ante la derrota -como pasó con la supuesta demanda ante el TAS y la FIFA de la selección chilena después de quedar fuera del Mundial de Rusia 2018.

Confirmar las noticias en medios de referencia o en las cuentas de periodistas reconocidos es fundamental antes de compartir una noticia de dudosa veracidad.

Como señala Anunciación Ramírez, “se debe acudir siempre a medios de comunicación y periodistas con autoridad, solvencia y credibilidad y no dar pábulo a aquellos portales y perfiles en redes sociales –sobre todo- que no ofrezcan la menor garantía de rigor. Porque, al fin y al cabo, en la actualidad, cualquiera publicar, pero solo los profesionales del periodismo y los medios de comunicación acreditados y reconocidos como tales son aval de veracidad y rigor. O deberían”.

Existen otros casos más inverosímiles que han llegado a correr en las redes sociales como la pólvora, llegando incluso a convertirse casi en una verdad, como ocurrió en 2014 en el fútbol colombiano. La final entre Atlético Nacional y Juniors de Barranquilla se saldó con la victoria de los primeros en la tanda de penaltis. Sin embargo, por las redes empezó a correr el rumor de que la Federación de Fútbol Colombiana había retirado el título a los campeones por haber realizado cuatro sustituciones durante el partido. La propagación del bulo fue tal que miles de seguidores de Juniors salieron a la calle a festejar el “triunfo” de su equipo.

Otro tipo de noticias que acostumbran a ser aprovechadas como fake news para divulgarse a gran velocidad son las curiosidades o hechos que se convierten rápidamente en virales. En poco menos de un año ha habido dos noticias que se hicieron realmente virales a pesar de su falsedad: la primera de ellas se dio durante el Mundial de Rusia del pasado verano, cuando se divulgó un video de unos bomberos croatas viendo la tanda de penaltis en los cuartos de final ante el país anfitrión. Antes del último lanzamiento sonaba la alarma y todos ellos saltaban al instante, perdiéndose el desenlace. Sin embargo, todo ello era mentira, pues el video formaba parte de un spot publicitario para concienciar a la ciudadanía sobre el uso de la pirotecnia; la otra gran noticia viral surgió durante la gran final de la Copa Libertadores que enfrentó a River Plate y a Boca Juniors, los dos grandes equipos de Argentina. El partido vivió unos incidentes previos al inicio del encuentro y que obligó a que se suspendiese. Minutos después de la noticia, empezó a circular por las redes un video en el que se veía a una persona marcharse del estadio con la Copa en brazos, lo que causó un gran revuelo. Posteriormente se demostró que se trataba de una réplica.

El fútbol mueve pasiones, cautiva a cientos de millones de personas en todo el mundo y se ha convertido en una oportunidad muy aprovechable para aquellos que se dedican a difundir falsas noticias. Por lo tanto, evitar compartir este tipo de noticias de dudosa veracidad y comprobarlas a través de medios de referencia o periodistas fidedignos es algo imprescindible para no darle una nueva victoria a las fake news.

“El fútbol va más allá de lo que pasa en el campo, en 90 minutos. Por eso, es terreno abonado, desde la pasión y la emoción, para la rápida difusión de rumores y noticias falsas. Y es por eso, también, que solo la profesionalidad del periodista puede y debe ser la garantía de veracidad que las aficiones exigen y se merecen”, concluye Anunciación Ramírez.

Compartir